Ermita de Nuestra Señora de la Oliva (Vejer de la Frontera)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar

En el lugar de la actual ermita, se levantaba una basílica cristiana, consagrada en diciembre del año 678 por el obispo asidonense Teodoracio en el emplazamiento de una antigua villa romana, cuyos materiales se emplearon en el templo cristiano. La basílica había sido dedicada a los santos mártires Esteban, Servando, Germán, Justa y Rufina.

El templo cristiano primitivo se debió restaurar, como ocurrió con la ermita de San Ambrosio (Barbate) y se reabrió al culto tras la conquista castellana de Vejer, en 1264. Posiblemente a mediados del siglo XIV, la ermita se acoge a la advocación de Ntra. Sra. de la Oliva. En la segunda mitad del S.XV ya existía una cofradía con la denominación de Santa María de la Oliva.

En la década de los setenta del S.XVIII, se derriba la vieja ermita para edificar una nueva iglesia que se dispondría de modo perpendicular a la primitiva. De acuerdo con la corriente estética de la época, el nuevo templo se levanta siguiendo las pautas del neoclasicismo gaditano difundidos por Torcuato Cayón y, posiblemente, bajo la influencia del templo neoclásico más puro del momento, el de san Juan Bautista de Chiclana. La circustanciade que D. Antonio Pisano aparezca como benefactor de ambos templos (en ambas iglesias figura su retrato de época) avalan esta hipótesis.

Recientemente, en 2004, se ha realizado una obra de ampliación de dos pequeñas naves laterales.


Los origenes de este santuario se remontan al siglo VII. Aprovechando que existía en el lugar una villa romana se construyó esta basílica visigótica.

Fue consagrada por el Obispo Don Teodorico en el año 674. Se sabe que fue destruida por la ocupación musulmana a mediados del siglo XIV y reedificada a principios del siglo XV por los pobladores venidos tras la reconquista del territorio. Es en el siglo XVIII cuando se construyo el actual Santuario de la Oliva. En el se encuentra un pedestal romano con inscripción funeraria pagana por una de sus caras, y por la otra la inscripción conmemorativa de la consagración de la Basilica Visigótica.

Cuenta con un retablo barroco de 1773, el cual ha perdido gran parte de su decoración original. El santuario acoge la imagen de la Virgen de la Oliva (patrona de Vejer de la Frontera) que fue esculpida por el sevillano Martin Alonso de Mesa en 1596. La Virgen fue coronada canonicamente el 15 de agosto de 1996.


Descripción

Se accede a la ermita a través de una puerta-verja de medio punto que da a un patio. El paso al templo se efectúa a través de un atrio cubierto y porticado, en el que se exhiben las aras fundacionales de las basílicas cristianas del siglo VII de San Ambrosio (Barbate) y de la Oliva.

El templo levantado en 1779 consta de una sola nave con bóveda de cañón, salvo el presbiterio que presenta bóveda semiesférica sobre pechinas. El retablo del altar mayor, realizado en 1763, de estilo barroco contrasta con el neoclásico de la iglesia más sobrio.

Estado de conservación y situación administrativa

Presenta buen estado de conservación. Pertenece a la parroquia del Divino Salvador. Su titular es el Obispado de Cádiz-Ceuta. La ermita de la Oliva alberga un importante patrimonio artístico, además de ser la sede de la Patrona de Vejer, Ntra. Sra. de la Oliva. Posee figura de protección específica en las NNSS


Localización

Galería de imágenes

Bibliografía

  • Muñoz Rodríguez, Antonio. Patrimonio cultural del Litoral de la Janda.

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente3.00/5

3.0/5 (5 votos)