Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán (Bornos)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Iglesia parroquial de Santo Domingo de Bornos.

La iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán de Bornos se encuentra situada en el núcleo central de esta localidad, en la plaza alcalde José González, frente al edificio del Ayuntamiento y a un costado del Castillo-palacio de los Ribera.

Historia

Presbiterio.

La construcción de la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán pertenece a dos órdenes arquitectónicos: el primitivo gótico u ojival, ya muy reformado, y otro barroco que invadió toda la Iglesia.

Se ignora la fecha precisa de su construcción, pero, si admitimos la teoría de Fray Pedro Mariscal de San Antonio, hay que suponer que fue edificada a finales del siglo XV o principios del XVI, de cuya primera etapa aún persiste su ábside poligonal, quedando prácticamente irreconocible en el resto del templo.

Lo cierto es que en 1559 Hernán Ruiz II (que fue Maestro Mayor de la Catedral de Sevilla) firmó un contrato para sacar “los cuatro pilares viejos y la piedra de los materiales” y asentar cuatro columnas, con sus basas, capiteles y cimaras, “apretándolas con el alto de los movimientos de los arcos, con guijas, cal y arena”. Las actuales cuatro columnas del templo no son las que se comprometió a hacer Hernán Ruiz, pues en el siglo XVII se hizo una gran obra. La existencia de los pilares con anterioridad a la firma del contrato por Hernán Ruiz y las disposiciones testamentarias de algunas personas para ser enterradas en la Iglesia de Santo Domingo, con fecha anterior a dicho compromiso, es lo que nos hace datar este edificio entre los ss. XV y XVI.

Iglesia

La iglesia posee planta rectangular con crucero y tres naves separadas por pilares cuadrangulares con pilastras adosadas, sobre los que se apean los arcos de medio punto que soportan las bóvedas de arista con que se cubre el templo.

Interior

Nave central y coro a los pies del templo.

En el interior podemos destacar el Retablo del Altar Mayor, de estilo barroco, realizado por Juan de Valencia y acabado en 1706; compuesto de tres calles con hornacinas, separadas con columnas salomónicas. Las hornacinas de las calles laterales se hallan ocupadas por esculturas que representan a los cuatro evangelistas y a los obispos San Isidoro y San Leandro de Sevilla. En la calle central, una de las hornacinas la ocupa una escultura barroca que representa la Inmaculada; Sobre ella una imagen de Sto. Domingo y en la parte inferior una talla de madera del s. XVII que representa el niño Jesús atribuido a La Roldana.

La Capilla del Sagrario, donde se venera una preciosa imagen de Ntra. Sra. del Rosario con el Niño Dios dormido en los brazos, tiene una media naranja con mucho arte ejecutada, de calados y florones de yeso. Aunque es patrona desde tiempo inmemorial, no se conserva documento alguno que lo acredite. No sucede lo mismo con el patrón, San Laureano, del que está bien documentado su patronazgo: como ya se hace referencia en el apartado de historia, fue elegido patrón por elección popular, si bien su patronazgo no fue solemnemente confirmado hasta el 19 de Septiembre de 1888 por León XIII.

Retablo Mayor, de estilo barroco.

A la izquierda del Altar Mayor, frente a la capilla del Sagrario, se encuentra el Altar de San José, bellísima imagen que también posee un niño dormido en los brazos. Flanqueando esta hornacina, hay tallas de pequeño tamaño como Santa Ana con la Virgen Niña y San Joaquín.

Es digna de mención la Capilla de Ánimas, donde aparte del retablo del mismo nombre encontraremos un cuadro, la obra pictórica más importante de todas las que aquí se hallan, que representa la Virgen de Belén, atribuida a la Escuela Sevillana del siglo XVII. En la misma capilla se encuentran las imágenes del Stmo. Cristo de la Vera Cruz (escultura anónima del primer tercio del s. XVI) y Ntra. Sra. de los Remedios (primitivamente una Virgen de Campaña, totalmente transformada en el s. XVIII), así como un curioso cuadro de la Virgen con una granada en una mano y el Niño Jesús en la otra, sosteniendo un libro abierto donde se lee la frase: “Volvió el rostro Cristo por no ver un sacrilegio”. Este último cuadro y las dos imágenes proceden de la desaparecida ermita de la Vera+Cruz.

En la nave izquierda encontramos la Capilla de Jesús Nazareno, imagen anónima del s. XVII de espectacular belleza y dramatismo. Otras imágenes de mérito que se encuentran en la misma capilla son el Cristo de la Humildad y Paciencia (s. XVI), el mencionado San Laureano y Sta. Bárbara.

En otra capilla de la nave derecha se encuentra la imagen del Cristo del Capítulo, llamado así porque presidía la Sala Capitular del Monasterio de Sta. María del Rosario. Según el Padre Mariscal, dicha imagen procede de las Indias y está realizada en papiro. La iglesia cuenta con varios ejemplares de pintura que nos recuerda a la Escuela Sevillana de los siglos XVII y XVIII, como el que representa a la Virgen de la Antigua, atribuido a Alejo Fernández, y otro de forma circular, que representa a la Virgen con el Niño. Posee también un coro, de estilo barroco, cerrado con unas sencillas rejas, en el que se encuentra el órgano de la Parroquia, construido por el Maestro José Antonio Morón en 1782.

Exterior

Fachada principal.

La fachada principal, a los pies de la iglesia, es muy simple y está realizada en estilo neoclásico, dividida en dos por un frontón. Su cuerpo inferior carece de ornamentación; sólo el vano de la puerta rompe esta sencilla monotonía, con una portada en dos cuerpos de altura, la inferior con sólo un vano de medio punto enmarcado entre dos columnas toscanas de fuste estriado que se asientan sobre pedestal. El cuerpo superior, triangular, adornado con cuatro columnas adosadas, sobre las que se apoya un frontón pequeño triangular, en cuyo tímpano existe un azulejo del titular de la misma, Santo Domingo de Guzmán.

Adosada a la fachada se encuentra la torre del campanario, de 31 metros de altura, construida en 1792. Está formada por una esbelta caña o fuste de base cuadrada, prácticamente ciega, sobre la que se presenta su campanario, abierto en sus cuatro frentes y rematado por un chapitel de dos cuerpos, característico de la arquitectura barroca del siglo XVIII.

Hermandades

Esta iglesia es sede de la Hermandad de la Vera+Cruz, que hace estación de penitencia en la noche del Martes Santo por las calles de la localidad.


Bibliografía

  • Monumentos de la Provincia de Cádiz, pueblo a pueblo. Editado por Federeico Joly y Cía, S.A.- Diario de Jerez, S.A., Diario de Cádiz, Diario de Jerez, y Europa Sur. Año 1997.

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.60/5

2.6/5 (5 votos)