Museo Iconográfico e Histórico de las Cortes y Sitio de Cádiz

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Esbozo.png

Nombre del edificio

Museo Iconográfico e Histórico de las Cortes y Sitio de Cádiz

Localización

Cádiz

Cronología

s. XX

Arquitecto/s

Juan Cabrera Latorre

Propiedad

Pública

Catalogación


En pleno centro de la ciudad de Cádiz se encuentra la Iglesia oratorio de San Felipe Neri, sede de las Cortes de Cádiz y el lugar donde se discutió y aprobó la histórica Constitución de 1812.

A su lado, en la calle Santa Inés, se halla situado el Museo de las Cortes, iniciativa puesta en marcha a principios de este siglo. Por acuerdo municipal de 6 de junio de 1997 y en el marco de las actividades previas a la celebración del Bicentenario de la Constitución de Cádiz (1812-2012), el Museo ha recuperado oficialmente su denominación fundacional completa de: Museo Iconográfico e Histórico de las Cortes y Sitio de Cádiz. (De 1964 a mayo de 1997 fue conocido como Museo Histórico Municipal).


Orígenes del museo

Cayetano del Toro y Quartiellers, entonces alcalde de Cádiz, promovió en el año 1909 la adquisición de dos fincas para la creación del "Museo Iconográfico e Histórico de las Cortes y Sitio de Cádiz", inagurado el 5 de octubre de 1912 con motivo de la conmemoración del primer Centenario de las Cortes y de la Constitución de Cádiz.

El edificio fue diseñado por Juan Cabrera Latorre, quién concibió una fachada de inspiración neoclásica, centrada por una balconada con columnas jónicas adosadas de orden gigante. En el interior se utilizan elementos de la arquitectura del hierro, destacando la escalera, de tipo imperial, que sirve de unión entre las dos salas principales.

En 1947 la tristemente famosa explosión de Cádiz causó numerosos desperfectos que provocaron el cierre del museo hasta 1964, en que fue reabierto bajo su nombre actual. Entre 1981 y 1984 sufrió nuevas obras de ampliación y reforma. A fines de 1996 se puso en marcha una nueva remodelación de oficinas y almacenes.

En 2001-2002 y dentro del “Programa Grandes Ciudades”, se instalaron la biblioteca técnica para investigadores y un nuevo almacén de fondos, así como un ascensor y otros elementos para hacer más accesible el Museo. Pero lo más destacable en esta intervención fue un innovador proyecto de “Realidad Virtual”, destinado a sumergir al visitante en la ciudad de finales del siglo XVIII. Los sofisticados equipos informáticos que hacen esto posible se han ubicado en los bajos del torreón central de las fortificaciones de la Puerta de Tierra, junto con un pequeño centro de interpretación de las defensas militares de la época.

Las últimas obras de mejora y mantenimiento del Museo se llevaron a cabo a fines 2006 e inicios de 2007, aprovechando para efectuar una redistribución general de fondos y una ampliación de salas expositivas.

El Museo de las Cortes está dedicado a la historia de la ciudad, sobre todo en los siglos XVIII y XIX. Diversos hechos acaecidos en Cádiz durante esta época forman parte importante de la historia de España, y los numerosos fondos de este museo hacen referencia a los mismos, así como a los personajes que los protagonizaron.

Así, por ejemplo, puede contemplarse una amplia serie de retratos al óleo de gaditanos y visitantes ilustres, algunos de ellos muy famosos por haber sido ampliamente divulgados en diversas publicaciones científicas y libros de texto.

Descripción del museo

Planta Baja

Sala I - Sala de la Guerra de la Independencia

Se exhiben armas, retratos de personajes ligados a este hecho y dos escudos de mármol, uno barroco procedente de la casa de la familia Orellana y otro neoclásico del Cabildo Catedral.

Sala II

Contiene diversos retratos, entre ellos uno de Fernando VII, firmado por J. García en 1814; dos de Fernández Cruzado que representan al mismo rey, sólo y acompañado por la reina María Cristina; los retratos de la regente María Cristina con Alfonso XIII joven, de Federico Godoy, fechado en 1895 y el supuesto retrato de Toribio Fernández de Cossio, realizado por el pintor portorriqueño José Campeche y Jordán, hacia 1809.

También se exponen planos de Cádiz y su bahía, destacando el que representa las fortificaciones del Frente de Tierra, firmado por Ignacio Sala en 1749. Se exhiben en la sala otras piezas diversas, como el mascarón de popa del siglo XVII, que representa a la Virgen del Rosario, una silla de mano, fragmentos arquitectónicos de edificios desaparecidos, un escudo barroco en mármol de la antigua Fábrica de Tabacos y una vitrina con restos arqueológicos medievales y modernos de Cádiz. Sobre la puerta de acceso al Museo se encuentra la lápida de mármol que fue colocada en 1837 sobre la portada del Oratorio de San Felipe Neri como homenaje a las Cortes allí celebradas.

Sala III - Cádiz en la Antigüedad

Se encuentran en ella dos vitrinas con algunos restos arqueológicos, material lítico, quemaperfumes púnicos, monedas y ungüentarios romanos, etc. También se expone un fragmento de ara funeraria romana y varias ánforas y anforiscos. Completan esta breve muestra algunos planos y dibujos y una reproducción del sarcófago antropoide masculino de época púnica que se conserva en el Museo de Cádiz.

En los muros hay algunos lienzos de tema histórico, entre los que sobresale el realizado por Federico Godoy en 1894 que representa a Julio César en el templo de Hércules'.

Sala IV

Se encuentran varios retratos decimonónicos que representa a personajes ligados a la historia de la ciudad, un lienzo firmado por J. García en 1828, donde se refleja el saqueo anglo-holandés de 1596, y un plano de la ciudad de fines del siglo XVIII.

El muro frontal está ocupado por una bandera flanqueada por paneles con armas, y en el centro de la sala se dispone un cañón de bronce realizado en Sevilla en 1795. En una vitrina se guarda una colección de cerámica precolombina.

Escalera

Al atravesar el primer tramo de escalera, puede contemplarse una magnífica vidriera que representa la jura de la Constitución de 1812, realizada en el taller de los hermanos Maumégean, en 1912. A sus lados se sitúan los bustos de mármol de Mendizábal y Risso, éste último debido a Cosme Velázquez.

Planta Primera

Sala V. Sala de la maqueta

La pieza central de esta planta es la popular "Maqueta de Cádiz", un gran plano en relieve a escala 1/250 aproximadamente. Esta obra refleja el estado del casco antiguo de la ciudad durante el último cuarto del siglo XVIII. Fue realizado por un equipo de artesanos a las órdenes del ingeniero Alonso Ximénez, por orden del rey Carlos III, entre julio de 1777 y marzo de 1779, y está construida en maderas de caoba, cedro, ébano, haya y pino, así como marfil, hueso y algunos detalles en plata.

El océano que rodea a la ciudad fue tallado en madera de cedro, imitando el oleaje, y originalmente cubierto de una lámina de plata, aunque en la actualidad está pintado en color celeste. Aunque sufrió algunas otras modificaciones, demuestra con gran fidelidad la forma y situación de los edificios en la época,e incluso los proyectos originales de los que se encontraban en construcción, como la cúpula de la catedral nueva. Algunos de los edificios pueden desmontarse para contemplar la estructura interior. En la actualidad resulta un documento de sumo interés para la ciudad, pues en ella se pueden apreciar los cambios acaecidos desde la fecha de su construcción hasta nuestros días.

La Maqueta está flanqueada por una colección de retratos de personalidades locales de la época, entre ellos el famoso retrato de José Celestino Mutis y Luis Gargollo, realizado por Fernández Cruzado.

Al fondo de la sala, destaca un famoso lienzo de grandes proporciones de Salvador Viniegra: la "Promulgación de la Constitución de 1812".

Sala VI: Sala de las Cortes

Hay, fundamentalmente, recuerdos de las Cortes, con vitrinas que contienen diversos objetos de la época: barajas alusivas a la Constitución de 1812, billetes de lotería, porcelanas, grabados satíricos referidos a José Bonaparte, recuerdos del general Riego, etc.

Entre las pinturas que se exhiben destacan los lienzos de Federico Godoy, ¡A las cortes! y La plaza de San Antonio el día de la jura de la Constitución, tres vistas decimonónicas del Campo del Sur, Puntales y Observatorio de San Fernando; el retrato de Santiago Terry, de F. J. de Terry, el de Fermín Elizalde, realizado por J. García (1833), los de Fernando VII y Tomás de Istúriz (1821), de Manuel Roca y el de Luis de Gargollo, firmado por Fernández Cruzado en 1832. Un escudo de talla, que presidía la sala capitular del Ayuntamiento, es obra de principios del siglo XVII.

En el acceso derecho a la sala contigua, figura una escena relacionada con la batalla de Trafalgar (1805), así como retratos de marinos de la época y un espejo que perteneció al Almirante Gravina.

Escalera interior

En la escalera de acceso se disponen varias pinturas, entre los que figuran los retratos de José Aymerich y Manuel Freire y Andrade, de Fernández Cruzado, un cartel para el Carnaval de 1898, de Pastorino, el patio del convento de San Francisco, de Fernández Trujillo, un retrato del general Espartero, de Antonio Ortiz, un patio gaditano, de Francisco Prieto y un interior del convento de Capuchinos, realizado por Federico Godoy en 1927.

Planta Segunda

Sala VII

Se accede a ella mediante la escalera antes reseñada. En esta sala se recogen objetos relacionados con hechos de la vida local de los siglos XIX y XX, que se exponen en dos vitrinas. Por su interés artístico sobresale el relieve conmemorativo del centenario de la Constitución de 1812, realizado por Mariano Benlliure. También pueden contemplarse diversas cartas, algunas porcelanas motivos conmemorativos de la época, así como una reproducción exacta mediante molde de las manos del escritor José María Pemán obra de Juan Luis Vasallo Parodi.

Una galería de retratos de gaditanos ilustres y algunas esculturas completan esta sala. Entre estas últimas se exponen un relieve conmemorativo de la Exposición Obrera de 1923 y una alegoría de la Segunda República, ambos de J. Gargallo, y la maqueta del monumento al Marqués de Comillas, de Antonio Parera.

Entre las pinturas destacan los lienzos que representan personalidades notables del siglo XIX y comienzos del XX: Moreno de Mora (1908), de Salvador Viniegra y Lasso de la Vega; Antonio Alcalá Galiano, por Javier de Urrutia, Segismundo Moret, de Federico de Madrazo; Cayetano del Toro (1922), Fermín Salvochea y Álvarez, Emilio Castelar, Segismundo Moret, Claudio López, Miguel Primo de Rivera (1929) y Enrique del Toro de Federico Godoy y el de Aldolfo de Castro, de M. Alonso.

Localización

{{{descripción}}}

Bibliografía

  • Lorenzo Alonso de la Sierra, Juan Alonso de la Sierra, Pablo Pomar Rodil, Miguel Ángel Mariscal: Guía artística de Cádiz y su provincia (I) Cádiz y Jerez. Fundación José Manuel Lara
  • Juan y Lorenzo Alonso de la Sierra: Cádiz, artística y monumental. Ediciones Sílex 2003
  • Datos facilitados por el propio museo
  • Página web del Excmo. Ayuntamiento de Cádiz

Principales editores del artículo

Hay 2 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

3.3/5 (12 votos)