PINCELADAS COFRADES

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar

Quisiera ser un jilguero

Jilguero sobre cardo. Foto: J. Guillermo

Quisiera ser un jilguero
para cantarte en el madero
y endulzarte la agonía
con mis cantos verdaderos.
Teñida de sangre mi frente
siempre te llevo en mi mente;
morado cardo del campo
corona de espinas hirientes,
no te olvido Nazareno
te amaré hasta mi muerte!
Hoy durante mi vuelo
tu cruz te vi cargando
cuanto martirio y tormento
el hombre te está procurando!
Detrás va el Cireneo
al hijo de Dios ayudando
Jueves Santo es mi deseo
en la Madrugada yo canto.
Enlutadas golondrinas
cantan por las esquinas de Olvera
quisieran ser las primeras
en quitarte tus espinas.
Roja pasión mi cabeza
son mis alas doradas
blanco radiante mi pecho
tengo el alma morada.
Ave humilde yo soy,
de semillas me alimento
por eso te pido Señor
no me quites mi sustento.
Al llegar la primavera
su copla entona el ruiseñor
y el jilguero murmulla
para expresar su dolor!
De todas las aves del campo
el jilguero es la más buena,
le recita al Nazareno
para aliviarle su pena.
Amarilla madrugada
como las alas del jilguero,
hoy Jesús Nazareno
sabrás cuanto te quiero,
haré un gran sacrificio
para soltarte del madero,
mis sienes quedaran manchadas
Eres Cristo verdadero
Tu madre la Inmaculada
entre naranjos camina,
ya no se oye al jilguero
ya calló la golondrina!
Surca los cielos jilguero,
de María la dolorosa
la más perfumada rosa,
en su pecho clavado un puñal,
en su alma un agujero,
vuela alto jilguero,
es la mujer más hermosa
esta será la señal!
Dile lo que quisiste
ayudar al Nazareno,
el pajarillo está triste
no pudo ayudar al más bueno!
Corazón rebelde, alas rotas
a mi me cortaron el vuelo,
derramar no quiero una gota
de lágrimas en el suelo.
Vuela libre por el aire
ya se despide el jilguero
de Jesús y de su madre,
de Jesús el Nazareno.
Quisiera ser un jilguero
para sacarte los clavos
que te unen al madero.

Javier Vargas Bocanegra

“Mira si es bueno el jilguero
y tiene buen corazón,
que lo tienen prisionero
y le brinda su canción
a su propio carcelero.”

Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores ·Olvera · (Cádiz)

Talla de Cristo

Hermoso paso de Cristo

La primitiva imagen de Jesús Nazareno era una magnífica talla que desfilaba la madrugada del Viernes Santo y que fue pasto de las llamas en Julio de 1.936, cerrando así un periodo que comenzaba a mediados del siglo XVIII.
En 1941 D. Felipe Acedo Colunga dona la actual imagen de Jesús.
En 1992 se restaura la imagen que era de candelero y se le dota de cuerpo y unas manos acordes con la nueva estructura humana; en cambio a la cabeza se le realiza una limpieza y se deja igual, debido a su inmenso valor artístico.
En 1993, se trae un paso de segunda mano de Málaga, comprado a la Hermandad "Del Calvario y María Santísima del Rocio" flanqueado por los bustos de la Inmaculada Concepción, San Francisco de Asís (ambos en relieve) y 4 faroles que lucen en su dorado paso, realzando aún más, la belleza de esta magnífica talla de Cristo que no tiene parangón.
En 2012, se le regala una túnica parcialmente lisa burdeos con bordado en las empuñaduras similar a la de 2016 (Esta en color morado), pasando de un estilo más arcaico y recargado a uno más elegante y sofisticado.

El Cireneo

Talla de Cireneo


Obra del imaginero de Villanueva del Ariscal (Sevilla), D. Francisco Limón Parra, que también realizó el cuerpo de Jesús; es una talla de madera de cedro real para vestir, que salió por primera vez el año 2012 con un monte de iris morados (rompiendo la tradición del monte de claveles rojo). Incorporado en el trono de Jesús convirtiéndose así en un paso de misterio; el Cireneo nos aporta una valiosa lección “Ayuda y déjate ayudar”.

Imagen de Ntra. Sra. de los Dolores

Ntra. Sra. de los Dolores

La primera imagen de la Virgen de los Dolores fue quemada en Julio de 1.936 durante la guerra civil.
La segunda adquirida 40 años después (en 1978), tuvo similar suerte quedando incendiada de forma accidental por una vela que quedó encendida. Corría el año 1988.
En dicho año se le encargó al escultor y maestro de bellas artes de Sevilla D. Manuel Miñarro López, una nueva imagen de la Virgen de los Dolores. Esta hermosa “rosa pálida” acompañó a Jesús Nazareno en 1989 y lo continuaría haciendo hasta la actualidad, estrenando dicho año un trono de palio de los Hermanos Angulo de Lucena (Córdoba) de los que también es la diadema, que fue sustituida en el año 2010 por una corona que tuvo que ser reajustada por las grandes dimensiones de la misma a la pequeña cabeza de la Virgen.
Su hermoso manto grana ( D. Manuel Jiménez Friaza), se combina con 3 sayas (blanca, grana y azul marino) y su palio luce bordada una imagen de Ntra. Sra. de los Remedios y es rematado con una original candelería de cola de faroles.

Estación penitencial

Petalada al Cristo

A las 6 de la madrugada del Jueves Santo, la cruz de guía está en la puerta de la Iglesia Mayor, en calle Calzada empiezan a despuntar las primeras luces del día, en Maestro Amado desciende una hilera de velas encendidas y se deja sentir el canto de las golondrinas, entrando en calle Pulido; más estrecha, la emoción está servida.
Continuando por Pilar, hasta llegar a Vereda Ancha, donde entre naranjos deja unas postales muy hermosas; Plaza de la Concordia, está a rebosar, y en calle Calvario se producen las primeras saetas.
El calor empieza a apretar y la hermandad asciende entre balcones engalanados por las vías Victoria y Llana.
La trasera del paso del Cristo reluce como el sol, acompañada por una marea de fieles, para volver a descender por la tortuosa calle Pico.
Casa Hermandad, no cabe un alfiler. El tañer incesante de la campana anuncia la llegada de sus titulares, saetas de despedida, pétalos de flores y un Padrenuestro, para terminar con la esperanza de volver a reunirnos en el mismo lugar el año próximo.

Agradecimientos
A José Manuel Cruces, AIL del centro Guadalinfo de la localidad, a la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores por ser fuente de mi inspiración desde muy pequeño.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)