Santuario de Nuestra Señora de Los Remedios (Olvera)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Santuario de Nuestra Señora de los Remedios en Olvera. Fotografía por José María Medina.

El Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, situado a dos kilómetros de Olvera, ronda en los últimos años las 300.000 visitas anuales y su titular es una de las escasísimas vírgenes gaditanas coronadas canónicamente, concretamente en 1966.

Se trata, por lo tanto, de una de las advocaciones andaluzas con mayor arraigo devocional.

El santuario tiene ámbito supracomarcal y a él acuden creyentes de poblaciones cada vez más alejadas, que proceden sobre todo de las Sierras de Cádiz, Sevilla y Málaga y depositan en él numerosos exvotos, que han sido estudiados en profundidad por el antropólogo Rodríguez Becerra.

Aunque el estadounidense William Christian, gran especialista en religiosidad popular, ha señalado su importancia, no incluye a la Virgen de los Remedios en la sucesión de imágenes devocionales; pero parece evidente que esta Virgen sucede a la de Caños Santos, una antigua advocación muy popular en un ámbito que casi se solapa con el de la Virgen de los Remedios hasta principios del siglo XIX, cuando es trasladada a Cañete la Real (Málaga). Tampoco hacen referencia a ello los tres libros que se han escrito sobre el Monasterio de Caños Santos, los artículos que existen sobre la ermita de Los Remedios.

La Virgen de los Remedios comienza a ser una advocación de gran peso en Olvera a partir de 1715, año en el que se le atribuye su intervención milagrosa en una sequía que asolaba a la población. El concejo hace un voto solemne, apócrifo, que da lugar a la romería del Lunes de Quasimodo, que aún se mantiene con mucha fuerza en la comarca de Olvera.

Nadie ha estudiado esta sucesión hasta el momento. Aún peor, no existe ninguna publicación, y hay bastantes sobre estos santuarios, que aluda siquiera a ella y la opinión habitual considera a las antiguas cofradías olvereñas de la Vera Cruz y Los Remedios separadas entre sí, desconociendo incluso la existencia de la Hermandad de la Virgen de Caños Santos, cuando ésta era la matriz de las otras dos. Así, transcribimos de un documento del Archivo Histórico Nacional:

"En la villa de Olvera, domingo día primero de Pasqua d’Espíritu Santo, siete de junio de mil e seiscientos e quince años, estando los hermanos de la Santa Cofradía de Nuestra Señora de Caños San­tos, que es la misma cofradía de la Santa Veracruz y Nuestra Señora de los Remedios de esta dicha villa...las cuales están agregadas y son una abogación de la Santísima Virgen de los Caños Santos”. Posteriormente también hemos constatado que la Cofradía de la Vera Cruz de Pruna peregrinaba al santuario de Nuestra Señora de Caños Santos.

Quizás también la Hermandad de la Vera Cruz de Alcalá del Valle estuviera relacionada con la peregrinación anual al monasterio, al no existir, que conozcamos, una hermandad con la denominación exclusiva de Caños Santos en Alcalá, al contrario de lo que ocurre en Cañete, donde nos encontramos con las dos.

De parecida forma, se mantiene que la primitiva ermita de Los Remedios no guardaba relación, salvo de competencia, con el convento de Caños Santos, y que ambos enclaves religiosos tienen orígenes independientes, aunque muy probablemente la realidad histórica es muy distinta, porque ambos coexistieron durante siglos, hasta que Los Remedios, que era como una “filial”, va creciendo y se hace con todo el potencial devocional (velas, devotos, dádivas, etc.) de Caños Santos para la población de Olvera. Después, va incluyendo las restantes poblaciones de su ámbito, incluso Cañete, que cuenta con una imagen de la Virgen de los Remedios, aunque su patrona es precisamente la Virgen de Caños Santos. Probablemente el éxito de la devoción a Los Remedios surgiera del apoyo de las capas más humildes de Olvera en el Antiguo Régimen a un santuario que se concebía como más propio, por estar situado en un territorio cinco veces más próximo, mucho más accesible, con otro manantial anejo y asistido por un número reducido de pobres ermitaños. En contraste con el riquísimo convento de Caños Santos, con sus escudos heráldicos, el patronazgo de un duque, la profusión de cofradías de distintas poblaciones, más identificadas con los grupos privilegiados, y su culto clero.

Referencias

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.13/5

3.1/5 (8 votos)