Archicofradía de la Divina Pastora (Cádiz)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar

Venerable, Pontificia e Ilustre Archicofradía de la Divina Pastora de las Almas de Cádiz.

Historia

Su origen se debe a fray Isidoro de Sevilla de la Orden de Capuchinos, que entre 1732 y 1734 permaneció en Cádiz. Con gran devoción a la Virgen bajo la advocación de Divina Pastora de las Almas, él mismo mandó pintar un cuadro con su mística aparición, obra de Tovar de 1703 que hoy conserva la Hermandad pastoreña de la calle Amparo de Sevilla.

De acuerdo con las autoridades y la comunidad de Religiosas del Convento de Santa María sacaba por las calles el Santo Rosario, lo cual hizo que el 17 de noviembre de 1733 se fundase esta Hermandad, siendo obispo de Cádiz Francisco Tomás del Valle.

Sus primeros Estatutos contenían doce artículos y se titulaba "Hermandad del Rosario de María Santísima con el título de Divina Pastora de las Almas" tenía por patrono al Arcángel San Miguel. El entonces regidor perpetuo Jerónimo Rabasguiero, protector de la Hermandad, encargó a sus expensas la talla de su titular, creada en Sevilla.

En 24 de noviembre de 1734, su fundador presenta al Ayuntamiento petición de terreno para construir la capilla y cedió 30 varas de longitud y 10 de latitud, en terrenos de la ciudad, frente al Convento de Santa María. Al comprobar la mala situación frente a los temporales del sur, solicitaron permiso al consistorio para poder vender el terreno que le donó, encontrando nuevo emplazamiento en el Campo de las Cererías de la calle de Capuchinos.

Aprobadas la operación, Sebastián García Pinto, Mayordomo de la Hermandad, adquirió nuevo local y el 22 de diciembre, la Divina Pastora de las Almas fue llevada en honor de multitudes desde el Convento de Santa María hasta su flamante capilla en solemne procesión, quedando entronizada al culto en su propia capilla.

En 17 de diciembre de 1748 se obtiene del obispo la facultad de sacar el Santo Rosario y convocado Cabildo General se acordó celebrar Función Solemne en acción de gracias.

En 1757, Francisco Tomás del Valle, obispo de Cádiz, se sirvió declarar a la Archicofradía propietaria del Santuario, pudiendo disponer de él y de lo que en él existiese a su arbitrio, así como de todas las limosnas que en él depositasen.

Era 18 de diciembre de 1750, cuando se celebraban funerales por el que fue su fundador Fray Isidoro de Sevilla. Antonio Butler donó terreno de su propiedad a espaldas de la Capilla, construyendo camarín y ampliando la Sacristía.

El 14 de octubre de 1753, José Rojas, Comandante del Navío de Guerra “El Fuerte”, donó una hermosa imagen de la Divina Pastora que traía a bordo, y después de grandes cultos, fue depositada en el Panteón, situado a espaldas del Altar Mayor.

Conseguida la Bula Pontificia de Archicofradía en 1772 se borda el Estandarte. De 1789 a 1798 sufre de nuevo decaimiento por disgustos internos. Doña Juliana Gutiérrez Gallón regala el terno bordado en oro y sedas.

D. Francisco de P. Ferro, en nombre de persona anónima, entregó el 22 de enero y 13 de agosto de 1859, la corona de la Virgen y el cayado, piezas de plata de ley sobredoradas a fuego, obra de artífice Servando de Llamas.

La Reina Isabel II visitó la capilla y oró ante la Divina Pastora en 1862. Al ser derribado el convento de la Candelaria, la Sagrada Imagen de la Mártir Santa Lucía, fue recogida por esta Archicofradía, colocándola en la Capilla del Panteón en 1873, hasta que en 1877 el Sr. Obispo ordenó su traslado al Convento de San Agustín.

En 1880, después de un estudio realizado por D. Felipe Mariano de Arce, de Sevilla, quedó bien sentado que era el primer templo en la Cristiandad que se Construyó teniendo por Titular a la Divina Pastora de las Almas. Su Estatuto está concedido por el Supremo Consejo de Castilla, sancionado por la Majestad de Fernando VII que reinaba en el trono de España, así como su Título de propiedad. Está incorporada a las Hospitalidad de los Canónigos del espíritu Santo en Roma y a la Religión Hospitalaria de San Juan de Dios, por lo que la Santidad de los Papas Paulo V y Clemente XIV, la enriquecieron con especiales indulgencias y Gracias Espirituales.

El Crucificado que bajo el nombre de Buen Viaje de encuentra en la capilla, así como la Dolorosa, san Juan, san Cristóbal, San Pedro y en general cuantas imágenes y enseres tiene en su interior, es propiedad completa de la Archicofradía. En 8 de diciembre de 1965 el Obispo Añoveros declaró Parroquia esta Capilla.

La Parroquia entonces estaba regida por la Orden de Capuchinos, estando al frente de la misma como Párroco el Padre Jose Gonzalez Aruajo, como Coadjutor el Padre Pedro María de Málaga y como Hermano Fray Eloy Rivas.

La imagen titular

La imagen titular es una imagen de candelero, fechada hacia 1730 y atribuida a las gubias de José Montes de Oca. Representa a una Virgen casi niña, sentada en el suelo, rodeada de ovejas, iconografía habitual de la Divina Pastora.

La Virgen fue restaurada a principios de los 90 por Luis González Rey, continúa en una camarín cuidado aunque lejos de las vistas esplendorosas de tiempo atrás.

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.9/5 (8 votos)