Antonio Rodríguez Martínez

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Antonio Rodriguez Martinez.jpg

Nombre

Antonio Rodríguez Martínez

Fecha de nacimiento

Cádiz

Lugar de nacimiento

1861

Profesión

Músico del Carnaval de Cádiz

Antonio Rodríguez Martínez (n. Cádiz, 24 de diciembre de 1861 - † Sevilla, 19 de agosto de 1912), célebre autor de letras de carnaval, popularmente conocido como "El Tío de la Tiza".

Biografía

El Tío de la Tiza ha pasado a la historia del Carnaval de Cádiz por su apodo y por su celebérrimo tango "Los Duros Antiguos"'. Su apodo le viene por la costumbre que tenía de apuntar sus consumiciones a tiza en las mesas de madera de la tienda La Lonja de Cádiz.

Nació en la calle Rosario Cepeda número 7, en Cádiz, un 24 de diciembre de 1861 [1]. Sus padres fueron Antonio Rodríguez Domínguez, natural de Cádiz y Ramona Martínez Argual, natural de Grau (Valencia). El 29 de diciembre de 1861 fue bautizado en la Parroquia de San Lorenzo. Se casó en primeras nupcias con Rafaela García Puya, de la que tuvo dos hijos: Concepción y Francisco. Posteriormente estableció pareja con Josefa Páez García, con la que vivió primero en Cádiz y posteriormente en la calle de Corredurías, nº 6 de Sevilla, donde vivió hasta su muerte, el día 19 de agosto de 1912.

Alternó el carnaval con sus ocupaciones laborales, que fueron varias hasta establecerse a finales del siglo XIX en la Sociedad Cooperativa Gaditana de Fabricación de Gas, de la que se traslada con posterioridad a otra empresa gasista: la Sociedad Catalana de Fabricación de Gas.

Con grandes inquietudes literarias y por las artes escénicas, fue contertulio asiduo y presidente del Círculo Modernista. También fue un hombre provisto de grandes dotes musicales que acostumbraba a componer con hileras de botellas llenas de líquido a distinto nivel de las que iba extrayendo las notas que luego pasaba al pentagrama [2].

Formó parte de la Banda del Regimiento de Artillería en la que tocaba el clarinete con gran soltura, dominando igualmente la guitarra. Se le atribuye la inclusión en los coros de los instrumentos de cuerda [3]. No está del todo claro que fuera pionero en subir los coros a las carrozas, por los antecedentes históricos anteriores, como tampoco lo está que desde "Los Claveles" (1896) el tipo guarde relación con el nombre de la agrupación. Sí que fue pionero en adornar las carrozas de los coros con bombillas eléctricas, haciéndolo por primera vez la comparsa "Los Gallos" (1901). También fue precursor en efectuar una grabación sonora de carnaval, pues dejó impresionado sus tangos en cilindros de cera [4] y más tarde en discos de pizarra.

Sus agrupaciones fueron contratadas para los más famosos cafés cantantes de Sevilla, primero con Silverio Franconetti en el Café de Silverio y más tarde en el Café Novedades y en el Café Filarmónico. También actuó en la Gran Peña de Barcelona y en el Salón Actualidades de Madrid, además del Teatro Circo Gaditano, Teatro Eslava, Teatro Cómico, Liceo Albarrán y cafés cantantes gaditanos.

Cuando se trasladó a Sevilla en 1905, el Tío de la Tiza decide sacar allí sus comparsas, siendo ya un consumado maestro, reconocido así en su tierra y con un extenso bagaje, pues sus agrupaciones habían recorrido toda España. Atrás dejaba una estela imborrable de magistrales composiciones, habiéndose convertido en el maestro incontestable del carnaval gaditano. Sus letras y músicas fueron interpretadas en zarzuelas y obras teatrales como "La Estrella", "Los niños llorones", "Folies Bergeres", "El Húsar" y "Peteneras" y grandes músicos como el maestro más aventajado de Falla, José Cubiles, cerraba sus conciertos con los tangos de El Tío de la Tiza.

A mediados de los años 50, su hijo acudió a Cádiz y acogió bien la idea de que se fundase una peña que perpetuase el nombre de su padre, peña que nunca llegó a inaugurarse. Incomprensiblemente, no se le ha concedido aún (a título póstumo, como se hizo con Cañamaque), el Antifaz de Oro, cuando haya sido, probablemente, el autor que más mérito haya reunido.

El Ayuntamiento de Cádiz rotuló la antigua Plaza Pinto del barrio de la Viña con su nombre. Del 24 al 27 de febrero de 1987, la Sociedad Filatélica Gaditana le dedicó un matasellos con motivo de la Exposición Filatélica.

Palmarés

  • 1885: Escuela Taurina - Autor.
  • 1887: Viejos Cooperativos del País - Autor.
  • 1888-1890: Viejos Cooperativos - Autor.
  • 1891: Sucursal del Zoco - Autor.
  • 1892: El Ferrocarril - Autor.
  • 1893: La Carabela Santa María o Marineros Garateros - Autor.
  • 1894: Los Pajaritos - Autor.
  • 1895: Los Langostinos - Autor.
  • 1896; Viejos Cooperativos - Autor.
  • 1896: Los Claveles - Autor.
  • 1897: Los Abanicos - Autor.
  • 1898: Los Voladores - Autor.
  • 1898: Viejos Cooperativos - Autor.
  • 1899: Los Relojes - Autor.
  • 1899: Orfeón Gaditano - Autor.
  • 1900: Los Luceros - Autor.
  • 1901: Los Gallos - Autor.
  • 1902: Los Médicos Modernistas - Autor.
  • 1903: Los Lilas - Autor.
  • 1904: Los Espejos - Autor.
  • 1905: Los Anticuarios - Autor.
  • 1906: Las Panderetas - Autor. En Sevilla.
  • 1906: Rondalla Modernista - Autor. En Sevilla.
  • 1907: El Arco Iris - Autor.
  • 1907: Los Canarios - Autor. En Sevilla.
  • 1908: Gaditanos del Siglo XX - Autor.
  • 1908: Los Tontos - Autor.
  • 1908: Los Japoneses - Autor. En Sevilla.
  • 1911: Los Boticarios - Autor.

Notas

  1. Hasta el último trabajo sobre la vida de Antonio Rodríguez El Tío de la Tiza llevado a cabo por el escritor e investigador gaditano Javier Osuna García, se decía que El Tío de la Tiza había nacido en Conil de la Frontera el 18 de enero de 1833. Su infancia y adolescencia las pasa en su pueblo natal, donde aprende a tocar el clarinete, demostrando una predisposición especial para los instrumentos tanto de cuerda como de viento. En el año 1853, recién cumplidos los veinte años, se desplaza a Cádiz para realizar el servicio militar, que efectuó en el Regimiento de Artillería y de cuya banda de música formó parte tocando el clarinete. Una vez terminado el servicio militar, decide instalarse definitivamente en Cádiz al ofrecerle mayores horizontes que los estrechos límites de su pueblo natal.
  2. Esta peculiar forma de componer fue usada por Rufino Roa, componente del trío "Mi, Este y Yo" (1897-1904), e incluso en 1903 en el Teatro del Parque, un conjunto musical de excéntricos incluyen en su repertorio el célebre trabalenguas de "Los Lilas", interpretando su melodía al golpear con palillos copas de distinto tamaño.
  3. Al parecer, hasta ese momento, los instrumentos que se usaban en los coros eran la percusión, acordeón, silbatos, sonajeros, etc.
  4. Que se sepa, los de "Los Relojes" y "Los Gallos".
.

Bibliografía

  • Javier Osuna García: Cádiz, cuna de dos cantes. Cádiz. 2002.
  • Javier Osuna García: El Tío de la Tiza 1861-1912. Revisión Biográfica. Cádiz. 2007.
  • Ricardo Moreno Criado: El Tío de la Tiza: su vida y su obra. Cádiz. 1980.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

3.2/5 (10 votos)