Hermandad de la Vera Cruz (Olvera)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Hermandad de la Vera Cruz de Olvera con la Virgen de la Esperanza en procesión. Fotografía por José María Medina

La Hermandad de la Vera Cruz de Olvera es la más antigua de esta localidad.

Historia

De esta hermandad hay que remontarse casi a los orígenes cristianos de Olvera.

Ya en el siglo XV o principios del siglo XVI empiezan en muchos sitios a organizarse las hermandades penitenciales al estilo castellano, hermandades de sangre, eran las denominadas hermandades disciplinantes.

Estas hermandades aparecen siempre con la devoción a la cruz, es la advocación quizás más extendida por todo el mundo. A principio de los años 90 hubo en Sevilla un congreso de hermandades de vera cruz de todo el mundo y ya pasaba de las 2.000. Existen en todas las naciones cristianas de Europa, América y algo en Filipinas.

Esta hermandad lleva el título de Vera Cruz porque en sus principios conservaba un trozo del “LINNUN –CRUCIS”, es decir un trozo de madera de la Verdadera Cruz donde Cristo fue crucificado. Existe la tradición de que en el siglo IV Santa Elena recuperó esa cruz, que se tiene en trozos y hay “LINNUN-CRUCI”, venerados por todo el mundo desde hace muchos años.

En Olvera tuvimos algo de esta reliquia que se quemó en el incendio de nuestra iglesia parroquial.

Tenemos constancia de que esta hermandad permaneció hasta el año 1930, 31, 32; no se sabe el momento con exactitud. Sí se sabe que al empezar la República, al prohibir las procesiones, se suprimió.

De esta hermandad, cuando se renovó en el año 1985 se sabia que existió por una documentación que se encuentra en los archivos de la Parroquia, donde podemos leer, quién había hecho una imagen de la virgen dolorosa de la Soledad, ya que en aquellos tiempos era la titular de la Hermandad.

Al organizarse la semana santa en el año 85, se volvió a ese nombre, luego por casualidad y quizás un poco de empeño, se ha encontrado mucha documentación.

Un libro de actas de esta hermandad, que no es el primero, porque dice para el uso de la hermandad de la vera cruz y sacramental unidas, eran dos hermandades que se unieron. Como decimos han existido otros libros de actas, este es del año 1867. En ella una serie de nombres, un tal José Molero Carreño y un sacerdote que era el secretario de la hermandad, Don Antonio de Vilchez y Medina, certifican una serie de cabildos, celebrados siempre el día 3 de mayo, que era la fiesta de la Santa Cruz, además de todos sus quehaceres.

Los cultos de Semana Santa, al Santísimo Sacramento como daban cera para el monumento y como lo organizaban, el precio que en aquellos tiempos era el “real de vellón”, así como las procesiones, el culto del corpus christi y al señor san Sebastián. Esta capilla que estaba donde hoy esta la casa de la Juventud, casa del frente juventud en otros tiempos.

Ahí había una calle, C/ San Sebastián, en el fondo, estaba la iglesia del Señor San Sebastián, donde radicaba la hermandad de la Vera Cruz. En este libro del que hablamos, consta como una capilla, le llaman siempre Venerable hermandad. Le daban también culto a San Sebastián.

Además tiene un inventario donde consta las imágenes que tenían, el culto que realizaban y como lo sacaban.

La virgen que sacaba la hermandad de Vera Cruz era con la advocación de Soledad, tenían su santo sepulcro, que todavía se conserva, es el que recuperó la hermandad del Santo Entierro en los años 50, nos referimos a un sepulcro de madera con sus partes doradas y cristal. Entonces el sepulcro no salia de la iglesia, sacaban el crucificado, se llevaba a un pequeño monte que hay detrás del peñón de la alameda, allí se hacía el descendimiento, el Cristo que era articulado, se le bajaban los brazos, se metía en el sepulcro y volvía así a la iglesia. Algo muy parecido a lo que todavía conserva la hermandad de Veracruz de Pruna, Setenil, Alcalá,… como vemos el mismo titulo de Veracruz esta en muchos pueblos de alrededor y siempre con el cristo articulado.

En este libro se habla del inventario del ajuar del Santo Sepulcro, ropa de la santa cruz, se ha vuelto casi sin saberlo al paso primitivo de la cruz con el paño, que era el escudo realmente de la hermandad. Se tiene todavía conservado en un antiguo estandarte de riales del siglo pasado, bordado en plata y oro, que conserva y lo saca todavía en procesión nuestra hermandad, fue encontrado por casualidad en la cajonera de la sacristía de la Iglesia mayor parroquial.

La ropa de san Juan y la de san Sebastián que por cierto es un santo desnudo, llevaba siempre una estola roja sobre el cuerpo bordada en oro. Esta imagen de san Sebastián era de las mejores tallas que teníamos en Olvera, que fue destruida en el año 1936.

Además de este libro de actas que nos habla hasta 1879, que esta fotocopiado para garantía de mantener el original en buen estado, existen otros en los archivos de la diócesis en los que podemos leer muchos datos de Vera Cruz.

Se ve también que la hermandad del Santísimo Sacramento, en el año 1926, asiste a un congreso catequético nacional, en el que asistieron varias personas de Olvera.

Esta hermandad existió hasta la republica, en la republica estaba muy deteriorada la hermandad, eran unos tiempos difíciles, después de la destrucción de todas las cosas de aquí, como tal hermandad desapareció.

Cuando después de la guerra, se reorganiza una hermandad, lo hace con el nombre de Santo Entierro, que es la que después de la guerra funciona hasta los años 60. Es la hermandad de José Chico y Manolo Cubiles, son el alma y vida de esa hermandad, La Hermandad del Santo Entierro de nuestro señor Jesucristo y María Santísima de la Soledad, que surge con este nombre.

Es en los años 80, después de unos años de vicisitudes de Semana Santa, hasta la supresión total de la semana santa, cuando en 1985 D. Juan Manuel Caballero de las Olivas y Buzón, reorganizó junto a un grupo de jóvenes las procesiones en semana santa; estos retomaron el antiguo nombre de la Muy Antigua, Real y Venerable Cofradía Sacramental del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, María Santísima de la Esperanza y San Juan Evangelista. Es cuando aparece la advocación de Esperanza por primera vez.

En aquel año se hicieron las procesiones típicas de Olvera, se procesionó La Borriquita, Jesús Nazareno con la cruz a cuestas, El Santo Entierro y algún que otro año se hizo el esfuerzo de sacar El Resucitado.

Hasta cuatro procesiones, para un solo grupo, pero con muchas ganas, ilusión y ayuda de Dios lo conseguían. Los costaleros que ya eran hermanos de la hermandad, cargaban tras unos ensayos previos, lo hacían con su indumentaria, túnicas de color rojo o blanco.

En la madrugada se procesionó el primer año con la imagen de Jesús de los Remedios, actual titular de la Hermandad de los Estudiantes, no se disponía de Dolorosa y se sacó la Virgen de la Soledad como dolorosa en la advocación de Esperanza con manto verde, muy sencilla y sin palio.

Bibliografía

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.25/5

3.3/5 (8 votos)