Usuario:Tiajuana

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar

Juan Luis Jimenez Parada, natural de Cadiz, Aficionado al flamenco y la tauromaquia y bajo el seudónimo de El Conde Gitano, coopero en la divulgación de el mundo del flamenco y la tauromaquia.


Usuario:Tiajuana/Cádiz Torero y Flamenco

GENEALOGIA DE LA FAMILIA JIMENEZ

GENEALOGIA FAMILIA ORTEGA

EL SITIO DE LUIS

ENRIQUE EL MELLIZO

Francisco Antonio Enrique Jiménez Fernández (a) "El Mellizo”, nació en la gaditana calle Mirador nº 26 , renombrada actualmente en Mirador 24 y 26,enclavada en pleno corazón del Barrio de Santa María, el día 1 de diciembre de 1848. Sus padrinos de bautizo fueron Enrique Ortega Díaz “Ortega el Viejo” y Carlota Feria Ruiz, de la rama de los Ortega . Puntillero en la cuadrilla de Manuel Hermosilla y matarife, oficio que ejerció durante toda su vida en el antiguo Matadero gaditano, que estaba ubicado en el entorno de la ya desaparecida carcel real, actualmente Casa de Iberoamerica. Salió poco de Cádiz, aunque se le consideraba un auténtico maestro en toda Andalucía; económicamente se ayudaba en los cafés de cante locales. Tuvo fama de raro, un hombre que caía con frecuencia en terribles depresiones, y entonces se convertía en un ser solitario, que se iba a dar largos paseos o se metía en una iglesia vacía a escuchar la música del órgano o los cánticos religiosos. Entonces se iba por el Campo del Sur a Capuchinos a cantarle a los locos, o se iba a la muralla a cantarle al agua. La enorme belleza del cante del Mellizo, aunque no llegara a grabar, es unánimemente reconocida. Se le ha equiparado a Beethoven y a Chopin en la música clásica, se ha dicho que hubiera podido ser un Manuel de Falla. Manuel Torre, la primera vez que le oyó cantar, lloraba y se quería tirar por la ventana. Cantaor general, lo cantó genialmente todo, pero su Malagueña es una maravillosa joya. Hay en ella ecos de los cantos litúrgicos que oía en sus frecuentes visitas a los templos gaditanos, especialmente a la antigua Catedral de Cádiz, concretamente el canto gregoriano del prefacio de la misa. Es la malagueña más próxima al cante gitano, y por ello la que más cantan los gitanos. Evidentemente el gran Enrique no dejo vestigio de sus cantes, pero si existen grabaciones de personas que por transmisión oral se asemejan mucho a las que Enrique interpreto, y una de estas grabaciones corresponde a un nieto suyo Antonio Jimenez Cantero "Chico Mellizo". En todos los cantes que hizo Enrique el Mellizo dejó huella profunda, huella de maestro. El cante solearero gaditano es prácticamente el creado por Enrique el Mellizo, con las aportaciones de Paquirri el Guanté. También su nombre aparece relacionado a la creación del cante por alegrías "para escuchar", expresión que se contrapone a la de cante "para baile", porque el estilo era muy frecuente en la modalidad bailable, donde la copla cantada quedaba relegada a segundo término. En cuanto a la saeta, fueron memorables las madrugadas de los últimos Viernes Santos del siglo XIX gaditano; algunos atribuyen al Mellizo la creación de la saeta por siguiriyas, y ha quedado la memoria de que se situaba con sus hijos en los balcones de la casa que habitaban en la esquina de las calles Botica y Mirador del Barrio de Santa Maria para hacer sus espléndidos cantes al paso del Nazareno, a los que respondían otros saeteros anónimos que había entre la muchedumbre apretujada. Enrique el Mellizo fue el fundador de una familia en la que hubo grandes cantaores, aunque ninguno alcanzara su excepcional magisterio. Enrique contrajo matrimonio con Ignacia Ezpeleta Ortega ( nacida el 30 de Octubre de 1852, hija del matador de toros Francisco Ezpeleta Machuca y de la cantaora Jacoba Ortega Diaz "La Jacoba") perteneciente a otra gran dinastía de cantaores, tuvo tres hijos: Antonio, Enrique y Carlota. Antonio Jimenez Espeleta "Antonio Mellizo", p, heredó de su padre, amén del sobrenombre artístico, la amplitud repertorial y el enciclopedismo de saberes flamencos" (F. Quiñones). Su hermano Enrique, conocido en el cante con los nombres de Hermosilla y El Morcilla, hacía solamente unos cuantos estilos, pero con eminente calidad. De Carlota, desaparecida tempranamente, se sabe que fue sobre todo una genial saetera.

Video del nieto de El Mellizo