Sebastián Gessa y Arias

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Pintor Gessa Arias.jpg

Nombre

Sebastián Gessa y Arias

Fecha de nacimiento

1840

Lugar de nacimiento

Chiclana de la Frontera

Fecha de fallecimiento

1920

Lugar de fallecimiento

Madrid

Movimiento artístico

Costumbrismo

Obras importantes

Flores y frutas

Premios

Medalla de oro en la Exposición Nacional de Bellas Artes


Sebastián Gessa Arias, el pintor de las flores, nace en Chiclana de la Frontera en mayo de 1840, hijo de Santiago Gessa, vecino de San Fernando, y de María del Carmen Arias, natural de Chiclana.

Desde muy joven muestra grandes cualidades como dibujante, por lo que sus padres lo envían a estudiar a la Escuela de Bellas Artes de Cádiz, donde se forma la mayor parte de los artistas de la provincia durante el siglo XIX.

Aquí su aprendizaje acaba en 1864, pues parte para París becado por la Escuela, junto con su profesor Ramón Rodríguez Barcaza y otro paisano suyo, Juan Antonio González. Su estancia en la ciudad más cosmopolita del arte de su época se llena de gran actividad y se prolonga con éxito hasta 1870, matriculándose en la Escuela Imperial, exponiendo en los salones del palacio de los Campos Elíseos y participando en la Exposición Universal de París de 1867.

Al final de 1870 vuelve a España y se instala en Madrid, donde vive de forma algo bohemia de los ingresos que le da la venta de sus cuadros, de los encargos que le ofrecen y de las clases particulares que imparte a alumnos particulares.

En Madrid Gessa participa con regularidad en las exposiciones nacionales de Bellas Artes donde obtiene numerosos premios, como el de 1878; y a propuesta del jurado, también la Cruz de Caballeros de la Orden de Carlos III. Prueba del prestigio del artista es el encargo que en 1879 le hace el Marqués de Linares para su palacio del Paseo de Recoletos, hoy Casa de América, donde decora el techo de dos de sus salas con óleos sobre lienzo con sus habituales temas de flores y plantas.

Jarrón con flores. Acuarela sobre papel, 43x27,5 cms.

Medalla de oro en la Exposición Regional de Cádiz y en la Nacional de Bellas Artes de 1881, su celebridad aumenta y en casi todas sus apariciones alcanza premio (años 1884, 1887, 1892) con temas de su especialidad como son naturalezas muertas y florales. Medalla de Tercera clase en la Exposición Universal de París de 1889, su gran triunfo le llega en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1897, donde consigue la Medalla de Primera clase por su trabajo Flores y frutas, primera vez que se otorga un premio de esta categoría a un bodegón, tema poco valorado hasta entonces por jurados y críticos, en un momento en que se premian especialmente los temas mitológicos o históricos.

Tanto por la fama adquirida como por su condición de maestro en el género de bodegones y flores, Gessa reune en su taller a un importante número de discípulas a las que imparte clases de pintura; en su mayoría alumnas de la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid, algunas de las cuales alcanzarían cierto renombre siguiendo con fidelidad el estilo pictórico de su maestro.

En este grupo de pintoras destacan Fernanda Francés Arribas (Valencia, 1862-Madrid,1939), que en 1888 logra la plaza de Catedrática de Pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid y consigue una Tercera Medalla en 1890 y una Segunda en 1897 en las Exposiciones Nacionales; Marcelina Poncela Hontoria (Valladolid, 1867-Quinto del Ebro, Zaragoza, 1917), especializada en pintura de flores, paisajes y bodegones, que participa en todas las Exposiciones Nacionales entre 1892 y 1915 ganando una Tercera Medalla en 1901; o Julia Alcalde Montoya (Gijón, 1865-¿¿?), también excelente pintora de flores, frutas y naturalezas muertas, que consigue una Tercera Medalla en 1892 y una Segunda en 1912.

Pero su discípula más importante sería Adela Ginés Ortiz (1847-1818), madrileña que además llegaría a tener con su maestro una relación de especial amistad. Profesora en escuelas y asociaciones, también contó con un importante número de alumnas a las que impartía clases de pintura. Medalla de Tercera clase en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de 1897 y 1912, recibió menciones honoríficas en varias ocasiones, así como galardones en muestras nacionales y extranjeras, incluida en la Universal de París de 1900.

Precisamente con Adela Ginés, se retira a vivir Gessa a principios del siglo XX, cuando pasa por momentos difíciles, pues por problemas de salud se reduce su actividad pictórica al tiempo que aumentan sus problemas económicos. Aún así, Gessa todavía participa en Exposiciones Nacionales, llegando a formar parte del jurado en algunas de ellas.

La merma de encargos, la falta de clases particulares y la crisis económica hacen cada vez más difícil la vida de Sebastián Gessa y Adela Ginés. Ella fallece en 1918, y solo dos años después, en enero de 1920 muere su compañero y maestro, el pintor Sebastián Gessa Arias.

Como tantos artistas de la época que llevan una vida un tanto bohemia, Gessa muere pobre y en el olvido, dejando sin embargo para la posteridad gran cantidad de cuadros que hoy son justamente valorados en el mercado del arte.

Galería de imágenes

Bibligrafía

  • José Antonio Merino Calvo: Sebastián Gessa Arias, El pintor de las flores. Editado por la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Chiclana, Año 2004.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.67/5

2.7/5 (9 votos)