Plaza de la Catedral (Cádiz)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Plaza de la Catedral, de Cádiz, con la catedral a la izquierda y la iglesia de Santiago al fondo.

La plaza de la Catedral de Cádiz, es un amplio espacio urbano que se encuentra situado en el corazón del casco histórico y tradicional de esta localidad.

Ubicada en su zona sur, muy próxima al Mar del Vendaval que baña todo el frente marítimo que aquí se conoce como "El Campo del Sur", la plaza de la Catedral se abre justo delante de la antigua muralla medieval de la ciudad, de la que todavía persiste su puerta de acceso, o Arco de la Rosa.

Son varias las calles que confluyen en esta plaza: el pasaje Arco de la Rosa, la calle Pelota y la calle Cobos, por el lado este; y la calle Compañía, la calle Magistral Cabrera y la calle Arquitecto Acero, por su lado oeste.

Historia

La creación de esta bella plaza fue fruto de una importante reforma urbanística creada en la ciudad de Cádiz con motivo de la realización de su catedral, la última de las grandes catedrales de España, ya que para tan magna empresa hubo de demolerse un gran número de casas que aquí había, para levantar en su lugar el edificio de la catedral y la plaza necesaria para dotarla de espacio suficiente para su visión y perspectiva.

Esta importante operación de reforma urbana se inició en el año 1721 y concluyó ya bien avanzado el siglo XIX.

Plaza

Vista de la plaza de la Catedral, en Cádiz.

Es ésta una interesantísima plaza de planta irregular y alargada que se desarrolla paralela al mar, de la que se separa escasos metros.

Está presidida por la gran mole del edificio de la "catedral Nueva" de Cádiz (separada asimismo por muy pocos metros de la "Catedral Vieja", hoy conocida como iglesia de Santa Cruz). La gran fachada barroca de la catedral proyectada por Vicente Acero se levanta dominando prácticamente todo el frente sur de la plaza, a la que le sirve de especial referencia; asimismo, en el pavimento, y delante de ella, la planta de la catedral se encuentra "dibujada" a escala con piezas de mármol blanco que destacan notablemente sobre el resto del material.

La plaza está rodeada en sus otros tres frentes por un variopinto grupo de edificios de viviendas, en general de cuatro alturas y con cierta homogeneidad, donde abunda el color blanco propio de las construcciones de la Bahía.

Al pie de estos edificios, numerosos bares y restaurantes tienen sus terrazas en el exterior, presentando en su conjunto un espacio muy atractivo y animado, especialmente agradable para hacer una parada en el camino, o directamente para usarlo como un excepcional lugar de encuentro, salpicado por altas palmeras.

Algunos otros importantes edificios se encuentran situados aquí, como es el caso del Arco de la Rosa, uno de los cuatro puntos de entrada al viejo barrio del Pópulo, y la iglesia de Santiago, donde anteriormente existió una ermita con ese mismo nombre que dio lugar al actual barrio de Santiago de Cádiz.

Puntos de interés

Catedral de Cádiz

Fachada de la catedral de Cádiz.

Para la construcción de esta Catedral de Santa Cruz de Cádiz, se eligió al arquitecto Vicente Acero como maestro mayor de las obras en 1721, quien diseña un espectacular templo barroco, con planta de cruz latina, tres naves y girola en la cabecera, inspirada en la de la Catedral de Granada y de Guadix, ambas de Diego de Siloé. La genialidad del autor consiste en fundir la tradición de las grandes catedrales españolas con las formas procedentes del barroco italiano.

Hasta 1729 las obras las conduce el propio Acero siguiendo su atrevido proyecto, que preveía sus dos torres de fachada y su cúpula sobre el crucero con unas dimensiones colosales. Pero el Cabildo no aprobó la continuidad de su obra y acabó por destituirle del cargo.

Le sucede en el puesto Gaspar Cayón y en 1759 su sobrino Torcuato Cayón, arquitecto local que marca la transición del barroco al neoclasicismo, reformando parte de la fachada y alzados y acortando la altura prevista de cúpula y torres, a las que coronó de estatuas.

Arco de la Rosa

Archivo:Cádiz. Arco de la Rosa.JPG
Arco de la Rosa desde el exterior.

Se trata de una de las tres antiguas puertas que tenía el Castillo de la Villa, en Cádiz. Su denominación obedece a la pequeña capilla dedicada a la Virgen de la Rosa que se alzaba sobre ella. Originalmente su acceso se realizaba en eje acodado. Sobre el vano, que fue ampliado para permitir el paso de carruajes, defiende la entrada un matacán.

Ante el arco se abría una pequeña plaza, denominada plaza de las Tablas, donde se montaban los patíbulos, desaparecida a finales del siglo XIX, cuando se configuró la actual plaza de la Catedral.

Por estar frente y dar paso al arrabal de este nombre, se la denominó Puerta de Santiago.

Con notable diferencia, es la más alta y, por ella, entraba el Cabildo municipal cuando, como en la procesión del Pendón Real, con motivo de alzarlo en las proclamaciones de reyes, se formaba a caballo.

Iglesia de Santiago

Torre de la iglesia de Santiago.

La iglesia se construyó hacia 1563 y pertenecía al Colegio de Jesuitas.

Tras del asalto y saqueo sufrido por la ciudad de Cádiz en 1596 por las tropas angloholandesas al mando del conde de Essex, el Colegio quedó en tan mal estado que hubo de reedificarse su primitivo templo, iniciado ahora en el estilo manierista de Vignola para el Gesú de Roma y seguido luego en los planteamientos generales de la gran mayoría de las iglesias jesuíticas.

De planta de cruz latina, con amplia nave y crucero con cúpula sobre pechinas, cuenta con pequeñas capillas que se comunican entre sí en lo que serían las naves laterales del templo.

Las trazas de esta iglesia, de 1635, son obra del hermano jesuita Alonso Romero, prolongándose la ejecución de las obras durante unos doce años.

Bibliografía

  • Guía de Arquitectura de Cádiz. Juan Jiménez Mata y Julio Malo de Molina. Editado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes y la Dirección General de Arquitectura y Vivienda, con la colaboración del Colegio Oficial de Arquitetos de Andalucía Occidental, Demarcación de Cádiz.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)