Torre del Reloj (Chiclana de la Frontera)

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Torre del Reloj desde la Plaza Mayor.

La actual Torre del Reloj de Chiclana de la Frontera es un edificio civil que formó parte de las antiguas Casas Consistoriales de la Villa.

Fue construida de nueva planta entre los años 1759 y 1787.

Es, por tanto, anterior a la Iglesia de San Juan Bautista a la que hoy sirve de campanario.

Tal como aparece en nuestros días, es un elemento arquitectónico esbelto, de unos 30 m. de altura y planta cuadrada, adosado a las casas que confluyen en ella. Su silueta es fácilmente reconocible desde lejos.

Historia

Su origen está en el primer crecimiento y desarrollo de la población de Chiclana, acabada su reconquista cristiana del poder musulmán; con anterioridad a esa época el caserío debió estar reducido al interior de una pequeña cerca junto al castillo que dominaba el paso sobre el Río Iro.

Torre del Reloj junto a la Iglesia de San Juan Bautista.

Se sabe que la plaza surge a principios del siglo XVI, cuando se levanta aquí la primera iglesia de San Juan Bautista, una iglesia de estilo gótico tardío que se inicia hacia el año 1510 que da nombre al barrio, y que da rigen también a la creación de las Casas Consistoriales de la Villa.

De la historia de la torre, se sabe que en la segunda mitad del XVIII tiene lugar la reparación del reloj que existe sobre la primitiva torre, a cargo del maestro relojero sevillano José Varales; y que se decide también por entonces su reforma. Pero en el año 1757, por problemas técnicos que hacen desaconsejable ésta, se decide levantar una nueva torre sobre el arco, tal como se ve hoy.

Hasta 1764 no se concluyen las obras de construcción de esta nueva torre, aunque todavía se trabaja en su interior doce años más; y en 1787 se coloca en ella el reloj de la iglesia de San Juan Bautista, en cuya construcción se trabajaba por aquella época.

Torre

Vista de la torre desde la calle exterior.

En su conjunto, consta de cuatro cuerpos superpuestos; por encima del primero, donde se encuentra el robusto arco de entrada a la antigua villa, se levantan dos más, ciegos; en el más alto de los cuales se halla el reloj que da nombre a la torre. Sobre éste se eleva un último cuerpo octogonal abierto por las cuatro caras coincidentes con la torre, que sirve para el alojamiento de las campanas y se cubre con cúpula semiesférica revestida de material cerámico vidriado.

Toda la torre está realizada con la característica piedra ostionera de la zona, bien labrada y con sus juntas muy marcadas, al igual que la iglesia que tiene al lado, aunque no son coetáneas; pues ésta se comienza a levantar en 1776, algunos años después de acabada la torre. Sobresalen en ésta las fuertes cornisas horizontales que separan los distintos cuerpos entre sí, los rehundidos y fajeados que rodean los huecos de los cuerpos centrales, hoy cegados, y las finas pilastras adosadas en esquina.

Bien de Interés Cultural (BIC), la Torre del Reloj de Chiclana está declarada Monumento Nacional por el BOE desde 1985.

Bibliografía

  • Monumentos de la Provincia de Cádiz, pueblo a pueblo. Editado por Diario de Cádiz, Diario de Jerez y Europa Sur. Año 1997.

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.18/5

3.2/5 (11 votos)