Francisco Montes Reina "Paquiro"

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Paquiro. Poliéster de Antonio Barberá Briones, año 2002. Museo Taurino de Chiclana.

Francisco Montes Reina Paquiro (n. Chiclana de la Frontera el 13 de enero de 1805 - † Chiclana de la Frontera, 4 de abril de 1851), torero.

Pertenece al grupo de los grandes toreros de la Escuela Chiclanera de la época, junto con José Cándido y su hijo Jerónimo José Cándido que le precedieron, y José Redondo que fue su sucesor; quienes durante casi un siglo dominaron en el mundo taurino como figuras revolucionarias del toreo.

Biografía

Procedente de una familia de clase media y acomodada, durante su infancia y juventud recibió una educación esmerada, con aspiraciones hacia una posible formación en el mundo de la cirugía. No obstante, eran tiempos difíciles en la sociedad española: ese mismo año se produjo la derrota de Trafalgar muy cerca de su Chiclana natal, que sólo cinco años después sería ocupada por las tropas francesas de Napoleón en su insistencia por el asedio a Cádiz, refugio de los últimos políticos y patriotas españoles. Los reveses económicos cambiaron su rumbo, teniendo que cambiar a una casa modesta, cerca del Matadero y a trabajar de albañil, entrando de lleno en contacto con el mundo del toro, entonces impresionado por la figura de Jerónimo José Cándido y la trágica muerte de su padre José Cándido.

Paquiro. Detalle del bronce de Ignacio Falgueras Cano, año 1978. Museo Taurino de Chiclana.

La primera aparición de Francisco Montes en un cartel taurino es en 1830 en la plaza de El Puerto de Santa María, ciudad de gran prestigio en el mundo del toreo, cuyo número de corridas al año entonces sólo era superado por Cádiz y Madrid.

Discípulo del gran Pedro Romero en la recién creada Escuela de Tauromaquia de Sevilla que fundara Fernando VII en 1830, Paquiro tomó la alternativa el día 18 de abril de 1831 en la Plaza de Toros de Madrid, de manos de Juan Jiménez "Morenillo", el cual le cedió la muerte de un toro de Gavira.

La figura de Paquiro es muy importante en el mundo del toreo, ya que dio un fuerte impulso a la renovación del arte de la lidia al aplicarle un nuevo sentido creador y artístico, modificando el concepto del espectáculo taurino, por lo que se le tiene como el instaurador del toreo moderno. Dotado de gran carisma y personalidad, fue el torero mejor pagado de su época y poseía un amplio repertorio a la hora de torear, ya que quebraba, recortaba, saltaba a la garrocha y al trascuerno y ejecutaba el volapié con maestría, aunque su mayor dificultad era salir airoso a la hora de matar.

Paquiro.

Entre sus aportaciones personales al mundo de los toros está el libro escrito por él titulado: Tauromaquia completa, donde fija su concepto del toreo e incluso modifica el traje de luces hacia el año 1832 -hasta entonces se usaba el popular traje de majo o goyesco- convirtiéndose en el nuevo código del toreo moderno. Impuso el uso de la gorra de torear, que en honor a su apellido se le denominó montera, y así se ha mantenido hasta nuestros días. E incluso, en su parte tercera sobre la reforma del espectáculo, trata sobre posibles disposiciones para corregir los males de una fiesta generalmente desordenada y falta de medidas higiénicas y de seguridad para el espectador.

Como torero de moda en el Madrid de su época, Paquiro fue llamado a lidiar en los Festejos Reales organizados para el día 22 de junio de 1833 con motivo de las Fiestas por la Jura de la Princesa Isabel, hija de Fernando VII, como heredera de la Corona. Y posteriormente también para los creados en 1846 para las Bodas Reales entre la reina Isabel con su primo Francisco de Asís, y la de la Infanta María Luisa con el duque de Montpensier, unas corridas ofrecidas en una Plaza Mayor de Madrid engalanada para tales ocasiones.

A los cuarenta y seis años de edad, la tarde del 21 de julio de 1850 y en la plaza de Madrid, el toro Rumbón acabaría con su vida profesional por una grave cogida que lo tuvo en cama hasta finales de agosto. Tras una ligera mejoría se le permitió el traslado hasta su Chiclana natal, donde moriría el 4 de abril de 1851.

Relieve de Paquiro junto a su tumba en el cementerio de San Juan Bautista de Chiclana.

Reconocimientos

Son varios e importantes los reconocimientos otorgados a la memoria de este famoso torero, especialmente en su Chiclana natal.

Así, en su honor y a los anteriormente citados, Chiclana de la Frontera, ha creado el Museo Taurino Municipal Museo Romántico de los toreros de Chiclana del siglo XIX.

También está presente en la Galería de Chiclaneros Ilustres que se muestra en el atrio de la planta baja del Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera.

Y, además, tiene una calle rotulada con su nombre, que aparece presidida por un gran cuadro cerámico con su retrato.

Bibliografía

  • Guillermo Boto Arnau: Paquiro ante la Historia. Biografía de Francisco Montes. Editado por la Delegación de Cultura del Exmo. Ayuntamiento de Chiclana. Año 2005.
  • Diccionario Enciclopédico Ilustrado de la Provincia de Cádiz. Editado por la Caja de Ahorros de Jerez, año 1985.
  • José Antonio Sánches Piñero: Historia de Chiclana en comic. Editado por el Exmo. Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera. Año 2003.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.7/5 (9 votos)