Conil de la Frontera

De Cadizpedia
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
La Janda
Población:
19.890 habitantes.
Altitud:
41 metros.
Superficie Física:
87 kms2.
Gentilicio:
Conileño/a


Descripción

Conil de la Frontera es una localidad de la provincia de Cádiz. En el año 2006 contaba con 19.417 habitantes. Su extensión superficial es de 87 km² y tiene una densidad de 223,18 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 36º 16' N, 6º 05' O. Se encuentra situada a una altitud de 41 metros y a 43 kilómetros de la capital de provincia, Cádiz.


Geografía

Conil está situado sobre un llano costero al suroeste de la provincia de cádiz, bañado por el Océano Atlántico. Dista de la capital unos 43 kilómetros.

Conil limita con la localidad de Chiclana de la Frontera al norte y con la de Vejer de la Frontera al este y al sur. Al oeste limita con el Océano Atlántico.

Clima

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Conil de la Frontera

Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Conil de la Frontera

Tradicionalmente la economía principal ha sido pesquera y agrícola-ganadera; sin embargo, en la actualidad, esta se está desplazando hacia una economía basada en el sector servicios, debido al gran desarrollo turístico que ha surgido en esta localidad costera en los últimos años. Llegando, incluso, a ser uno de los enclaves de la costa gaditana con mayor interés en las inversiones turísticas.

Historia

Ver artículo sobre historia de Conil de la Frontera

Aunque ya fue habitado por algunos hombres y mujeres en tiempos prehistóricos, la localidad de Conil fue fundada en tiempos de los fenicios, que se aprovecharon de las salidas al mar de la zona, creando allí sus almadrabas y pesquerías. Ya en tiempos de los romanos adquirió esplendor y grandeza al formar parte de la Vía Hercúlea y unir las ciudades de Málaga y Cádiz. Tras la caída del Imperio Romano, Conil fue saqueada por los visigodos, los bizantinos y los vándalos hasta que con la llegada de los musulmanes, en el 711, tuvo que unirse a la Cora de Sidonia.

No se vuelven a tener importantes noticias del municipio hasta 1265, año en el que el término municipal, debido a las victorias cristianas de la Reconquista, renombra al pueblo, añadiéndole el topónimo de "de la frontera", como hiciera con otras poblaciones como Chiclana, Jerez o Arcos, debido a que las poblaciones formaban parte de la frontera que separaba los territorios musulmanes de los cristianos. En 1299, el rey Fernando IV concede a Alonso Pérez de Guzmán la entonces aldea conileña para que la repoblara y fortaleciera, colaborando en su nuevo auge. Fue en estos tiempos cuando el pueblo pasó a llamarse Torre de Guzmán, debido a la torre que, para defender la ciudad en caso de ataque, construyeron bajo su nombre.

A pesar de las epidemias de peste y otras enfermedades que sufrió el pueblo en los años posteriores, las almadrabas servían a los habitantes como base de su economía. A comienzos del siglo XVI, la vida del pueblo se ve interrumpida por las disputas que se producen entre dos nobles familias tremendamente importantes de la zona: la de los Guzmán y la de los Ponce de León. Junto a esto, las disputas entre los nobles y los aldeanos empeoran la situación de la zona, ya que parecían a estos segundos pésimas las condiciones económicas a las que se veían obligados a vivir. Tras todos estos problemas, las décadas posteriores fueron dando sus frutos ya que la población y la producción de las almadrabas comenzaron a subir.

Fue el siglo XVII el siglo de oro de la población, ya que se convirtió en enclave económico de los alrededores. Ya en el siglo XVIII, las almadrabas comienzan a decaer, aunque no por ello la economía, que comienza a sostenerse gracias a la agricultura y la ganadería. A mediados de este siglo, una serie de disputas debida a la presión fiscal a la que los propietarios de tierras y los aldeanos vuelve a turbar la paz de Conil. Estos problemas tanto de territorios como de dinero son los que hacen caer la popularidad del pueblo en picado, a lo que se sumó la ocupación napoleónica de principios del siglo XIX. El pueblo, que por aquellos entonces tenía un sentimiento antiseñorial, creó al Síndico Personero, una especie de defensor del pueblo gracias al cual los municipios de la zona pudieron enfrentarse a los señores propietarios de las tierras. Durante el siglo XX, el turismo, en muchísima menor medida que la actual, comienza a hacer mella en la localidad, debido a que familias sevillanas comienzan a marchar de veraneo por esta zona a darse baños de aguas medicinales. Desde los años 60, Conil ha tenido un auge turístico debido al cual este es el sector por el cual se ha sustentado el pueblo en estos últimos años.


Lugareños ilustres

Vídeos

Cultura

Turismo

Puntos de interés

*Centro Histórico de Conil de la Frontera (Bien de Interés Cultural, año 1983): Su caserío está emplazado sobre una suave pendiente de la Costa Atlántica, entre los Cabos Roche y Trafalgar, junto a la desembocadura del Río Salado. Su trama urbana forma una retícula compleja con diferentes tipos de calles de trazado irregular, típico del origen agrario y pescador del núcleo: calles intrincadas a las que se abren casi directamente los patios de las viviendas, separadas por un pequeño muro y formando espacios de carácter semipúblico. La tipología residencial dominante es la de una arquitectura popular unifamiliar agrupada en torno a un patio común al cual se tiene acceso desde la calle, pareja con la de otros pueblos de la costa atlántica gaditana.

*Puerta de la Villa (Bien de Interés Cultural, año 1985): Lugar clave de Conil, puerta de acceso de la villa y verdadero centro neurálgico de la población. Perteneciente a la antigua muralla medieval y hoy situada en pleno centro urbano, fue llamada "Puerta de Vejer" y es una de las cuatro puertas con que contó el viejo recinto amurallado de Conil. Su construcción primitiva data de 1502, cuando el duque Juan de Guzmán mandó cercar la villa con murallas por el peligro que suponía el acoso de los piratas y la cercanía al mar. La puerta disponía de planta baja y alta, y era punto de inicio de las escaleras que conducían a los pasillos de vigilancia sobre la muralla. Una obras realizadas en 1767 le dieron su configuración actual, suprimiéndose la puerta propiamente dicha y quedando reducida a un arco labrado en piedra de cantería.

*Museo de Raíces Conileñas: Museo Municipal etnográfico que recoge distintas muestras de muebles y utensilios de una época ya pasada, típicos de ésta población de Conil, donde se incluyen desde aparejos de labranza hasta artes de pesca y útiles de la vida doméstica cotidiana. Abierto en el año 1979, en un primer momento tuvo su sede en la calle Hospital, para pasar en 1982, a su actual emplazamiento, en el recinto de la Torre de Guzmán, en la céntrica plaza de Santa Catalina. El Museo, situado en un edificio de arquitectura muy sencilla, consta de un total de cuatro salas, en cuyas paredes se muestra una gran cantidad de objetos que forman la colección, que en la actualidad superan las ochocientas unidades.

*Playa de los Bateles: Una de las conocidas playas de Conil, la más urbana y concurrida en verano, a la que se llega desde el centro de la población a través de las muchas calles que bajan hasta el paseo marítimo. Éste lo bordea en su zona posterior, y de él parten varios accesos en forma de pasarelas que nos permiten alcanzar la playa. Entre la orilla y el paseo se extiende una gran superficie de arena que concentra en su parte posterior un amplia vegetación, primero de tipo dunar; y junto al paseo, de humedal, que obtiene sus aguas de un arroyo estacional, antigua desembocadura del río Salado, zona frecuentada por los amantes del Wind surf y Kite surf. Playa con mercadillo artesanal en época estival y numerosos bares y restaurantes.

  • Otras playas: La Fontanilla, Fuente del Gallo, el Roqueo y el Puntalejo.
  • Calas: El Roqueo y Calas de Roche
  • Torres Almenaras de la Costa
  • Las Carpas (en verano)
  • El puerto pesquero


Edificios y monumentos

Arquitectura civil

*Torre de Guzmán (Bien de Interés Cultural, año 1985): El castillo de la villa de Conil fue creado hacia 1295 por Alonso Pérez de Guzmán "El Bueno", cuando recibió del rey Sancho IV El Bravo las posesiones de costas entre el río Guadiana y el reino de Granada. Desde entonces Conil fue "la de Torre de Guzmán", pues dentro del Castillo se edificó una torre de homenaje, fácilmente aislable y autoprotegida, que fue el elemento visual y ordenador del desarrollo urbano de la villa. Del castillo hoy queda la torre completa, restaurada en 1992, manteniendo la imagen barroca de la última intervención del siglo XVIII. Tiene 17,5 metros de altura y planta casi cuadrada de 7,50 x 7,75 metros y está constituida por dos cámaras con bóvedas vaídas de rosca de ladrillo, accediéndose a la superior por escalera lateral labrada en el muro noroeste.


Arquitectura religiosa

*Antigua iglesia de Santa Catalina: Su construcción inicial es del siglo XV, cuando los Guzmanes, señores de Conil, autorizaron en 1411 la edificación de esta iglesia. Originariamente se creó un templo mudéjar, hoy difícil de identificar, de tres naves separadas por arcos apuntados que apeaban sobre columnas pétreas. La cabecera debió cubrirse por bóveda y las naves lo harían mediante estructuras de madera. Santa Catalina fue desde su construcción y hasta comienzos del siglo XX la iglesia Mayor de Conil. La obra actual es en gran parte de fines del siglo XIX, cuando se volvió a acometer obras en el edificio, quizás por su mal estado, por ampliar su cabida o por ambas razones. Al parecer, la obra fue diseñada en 1886 por el arquitecto Pascual de Olivares, que sin destruir los preexistente lo ocultó, tanto interior como exteriormente.

*Nueva iglesia de Santa Catalina: Iglesia de planta rectangular muy alargada. Su portada de piedra, situada a los pies, y la torre-fachada que la envuelve y la corona, están construidos a base de buenos sillares vistos y forman un cuerpo sobresaliente en el paramento de fachada. La puerta se abre bajo un arco de medio punto de trasdós y jambas almohadillados, con columnas pareadas que arrancan de altos podios flanqueando la puerta. En el interior, su única nave se cubre con bóveda de cañón de cinco tramos separados por arcos fajones. En cada tramo se abren huecos mediante lunetos, y el intradós de las bóvedas se presenta decorado con figuras geométricas con la particularidad de ser diferente en cada tramo. La cúpula sobre el presbiterio está resuelta mediante bóveda vaída sobre pechinas.

*Convento de la Misericordia: El convento de la Misericordia es un edificio claramente del Barroco, construido en el año 1775, que da idea del fuerte arraigo del barroco en la Baja Andalucía, cuando ya imperaba el neoclasicismo en la ciudad de Cádiz. Exteriormente se compone de un edificio central más elevado que los dos cuerpos laterales de una planta, dispuestos simétricamente al primero. La iglesia se organiza a partir de una planta cuadrada con cubierta de tejas a cuatro aguas. Interiormente el recinto de la capilla se cubre con bóveda encamonada esquifada, y el coro ocupa todo el lateral correspondiente a la puerta de entrada.

*Convento de Nuestra Señora de las Virtudes: La Orden franciscana de Frailes Mínimos de San Francisco de Paula fundó este convento bajo el patronato de Juan Alonso Pérez de Guzmán, duque de Medina-sidonia y Señor de la Villa de Conil. Situado junto a la Nueva iglesia de Santa Catalina -antigua iglesia del convento bajo la advocación de Nuestra Señora de las Virtudes-, en la actual calle de la Virgen que enlaza con la Puerta de la Villa, hoy es utilizado como sede del ayuntamiento de la ciudad. Conserva el claustro y parte de las antiguas dependencias conventuales, hoy adaptados para centro administrativo.

*Ermita-capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno: Edificio construido en 1592 por la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno para dar culto a sus imágenes. La talla del Nazareno es obra del escultor Francisco de Villegas realizada en 1632, mientras que la imagen de Nuestra Señora de los Dolores es de autor desconocido. En el interior de esta capilla se encuentra un retablo dedicado a Nuestra Señora de Guadalupe, y también se da culto a la imagen de San Sebastián, patrón de la villa.

  • Ermita del Espíritu Santo


Gastronomía

Ver artículo sobre la gastronomía de Conil de la Frontera

  • Pescaito frito
  • Guiso de cochino
  • Morcilla
  • Arroz con cardillos
  • Alcauciles con chícharos
  • Rosquetes
  • Bocinegro a la sal/espalda
  • Dorada a la sal/espalda
  • Calamar de conil (único con sabor dulce en el mundo)
  • Tortillita de camarones


Fiestas

Ver artículo sobre laS fiestas de Conil de la Frontera

  • Fiestas en honor a Nuestra Señora de las Virtudes, patrona del pueblo. Se celebra una feria alrededor del 7 al 11 de septiembre, siendo el dia 8 de septiembre el día de la patrona.
  • Virgen del Carmen, patrona de los pescadores. El 16 de julio, después de una misa, la Virgen sale al mar en procesión, escoltada por los barcos de la localidad.
  • Romería de San Sebastián, patrón del pueblo. El domingo más cercano al día 20 de enero, el santo es trasladado desde el pueblo hasta el pinar de El Colorado, en compañía de los vecinos en carrozas y a pie.
  • Feria de primavera de El Colorado. En la primera semana de junio el caballo es el protagonista así como los platos típicos, los productos de las huertas de la zona y las faenas del campo.
  • Cruces de Mayo. Este día los vecinos adornan cruces que ellos mismos realizan, participando en un concurso.
  • Carnaval. Se realizan bailes y concursos de disfraces.
  • Semana Santa. Desfiles procesionales, pasos y saetas cantadas por el pueblo.
  • Hogueras de San Juan. La Víspera de San Juan, se queman a "Juan y Juana".


Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Conil de la Frontera


Centros educativos

Centros de Salud

Deportes

Bibliografía

Referencia

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Entradas relacionadas


Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 4 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

2.7/5 (10 votos)